Inicio > Lugares, Museos > La torre de Londres

La torre de Londres

viernes, 2 de abril de 2010

Torre de Londres, por Diliff

La Torre de Londres es una de las principales atracciones de la capital británica, sobre todo por la historia y los tesoros que albergan sus murallas. La Torre de Londres es un recinto fortificado que a lo largo de sus 900 años de historia ha sido palacio real, cárcel e incluso residencia de todo tipo de fieras. Hoy en día es un lugar indispensable para poder conocer el pasado de la ciudad. Aunque si tuviéramos que elegir una palabra que resumiera toda la historia de la Torre esa podría ser “terror”. Quienes ofendían por algún motivo al Rey eran encerrados aquí. Las condiciones en las que llegaban a vivir eran realmente espantosas y muchos de ellos llegaron a ser torturados cruelmente y finalmente ejecutados.

La visita a todo el recinto requiere tiempo y, como es tan frecuentado por los turistas, lo más recomendable es llegar temprano y ahorrarse las interminables colas que se forman en el acceso. No pierda detalle tampoco de los vistosos uniformes de los Beefeaters. 36 alabarderos custodian la Torre, viven en ella, y son los guías que mejor pueden acompañar al visitante.

Recorrido por la Torre

Podemos iniciar el recorrido por la Torre con una visita al Palacio Medieval, construido por encargo de Enrique III, aunque fue su hijo Eduardo I, el que ejecutó su ampliación, añadiendo, además, la Traitor’s Gate, Se trata de la famosa Puerta de los Traidores, lugar por el que entraban al recinto en barco los prisioneros condenados a muerte.

Al otro lado de la muralla encontramos la Bloody Tower o Torre Sangrienta, dicen que ese nombre se debe a la muerte en su interior de dos jóvenes príncipes, hijos de Eduardo IV encerrados por su tío y cuyos esqueletos se encontraron siglos después.

Muy próximo a este lugar se sitúa la Queen’s House, residencia del Gobernador de la Torre. Otro de los lugares más terroríficos es la Tower Green , donde se ejecutaba a los presos más distinguidos. Entre ellos podemos citar a dos de las mujeres de Enrique VIII. El resto de ejecuciones públicas tenía lugar en la Tower Hill.

Las Joyas de la Corona

En la visita no puede faltar una parada en la Jewel House, donde actualmente se guardan las Joyas de la Corona. La colección expuesta en una sala acorazada está compuesta por coronas, espadas y cetro, casi todos utilizados en ceremonias oficiales de la monarquía inglesa.

Hasta 10 coronas componen la colección, aunque la mayoría no se usan desde hace años, sólo la Corona Imperial es aun utilizada en determinados actos de la Reina Isabel II. Esta joya está compuesta por 2.800 diamantes y otras piedras preciosas.

También encontramos otros tesoros como la Espada de Estado de oro macizo o El Orbe, una esfera hueca de oro con piedras preciosas incrustadas. Tampoco tienen desperdicio las vajillas reales de oro y plata.

La Torre Blanca

El edificio más antiguo que aún se mantiene en pie es la White Tower. Su función principal a lo largo de los años fue la de armería. Actualmente alberga gran parte de la colección nacional de armas y armaduras. Cuando se terminó en el año 1097 era el edificio más alto de Londres con sus 30 metros de altura.

En la primera planta encontramos el Royal Castle y la Armour Gallery, principales salas donde tenían lugar las ceremonias dentro del castillo original. En la primera podemos conocer la historia del edificio, y en la segunda una exposición de armaduras de la época Tudor y Stuart, destacando las realizadas a Enrique VIII, y sobre todo una de Carlos I que está decorada con pan de oro.

La Ordnance Gallery se utilizaba como almacén, hasta el punto de que se llegaron a almacenar hasta 10.000 barriles de pólvora.

No podemos olvidar visitar la Line of Kings. Se trata de 10 tallas a tamaño real de diferentes monarcas ingleses, todos ellos vistiendo armadura y montados a caballo. Son realmente imponentes.

La leyenda de los cuervos

Una de las leyendas más famosas de la Torre de Londres es la de sus habitantes más conocidos: los 7 cuervos. Según dice la leyenda, cuando las aves desaparezcan caerá el reino. Así que para evitarlo les han cortado las alas, lo que imposibilita por completo su huida. Uno de los alabarderos está encargado del cuidado y alimentación de los cuervos.

HORARIO
Marzo-Octubre: 9:00-18:00 lun.-sab. y 10:00-18:00 dom.
Noviembre-Febrero: 9:00-17:00 mar.-sab. y 10:00-17:00 dom.-lun.

PRECIO

El precio de la entrada es algo elevado, sobre todo si tenemos en cuenta que una gran parte de los museos de Londres son gratuitos. Cuesta £17,00 para los adultos, mientras que a los menores de 16 años le cuesta £9,50 y a los estudiantes y mayores de 60 años les cuesta £14,50. También existe una entrada familiar para un máximo de 2 adultos y 6 niños por £47,00 en total.

Lugares, Museos ,